Bosquejos básicos de la vida cristiana – La Palabra se hizo carne

La Palabra se hizo carne

(Juan 1:14)

 

1. Por medio de su Encarnación Dios lleva a cabo el plan que tenía desde el principio. (Gn. 3:15)

2. El Hijo de Dios vino al mundo como 100% divino y 100% humano (Filipenses 2:5-8; Colosenses 2: 9).

3. El Hijo del hombre experimento la vida humana igual que nosotros, de esta manera puede compadecerse de nuestras debilidades. (Hebreos 2:17-18, Hebreos 4:15).

4. Jesús recibió la adoración que sólo Dios merece e hizo cosas que sólo Dios puede hacer, conocía el corazón del hombre y perdonaba los pecados. Jesús también tenía experiencias genuinas humanas, como crecer, teniendo hambre y sintiendo sed, y muriendo (Marcos 15:37-39.)

5. Isaías pronosticó que Jesús nacería de una virgen «Emmanuel» – Dios con nosotros (Isaías 7:14) profetizo que» Dios Poderoso» » reinaría sobre el trono de David … siempre « ( Isaías 9:6-7).

6. El Nuevo Testamento nos confirma lo que profetizó Isaías (Mateo 1:20-23; Gálatas 4:4).

7. Como lo indica el relato de los cuatro evangelios, esta etapa duró sólo treinta y tres años y medio. Este fue el período en el cual el Señor Jesús logró la obra redentora de Dios. Los cuatro evangelios revelan a Cristo en la carne como Aquel que llevó una vida humana en la tierra y que después fue crucificado y murió por nuestros pecados para poder redimirnos y devolvernos a Dios. En esta redención Cristo se ofrece como aquel que:

-Puede perdonar nuestros pecados (Lucas 24:47).

– Puede justificarnos delante de Dios (Romanos 3:24).

-Puede reconciliarnos con Dios (Romanos 5:10).

-Puede santificarnos delante de Dios (1 Corintios 1:2; Hebreos13:12).

 

Eduardo M.L.